Zidane

Quizás por eso la decimotercera resultó si cabe el gran trofeo de Zinedine Zidane al frente del Real Madrid, y el que más le enaltece como entrenador. La preocupación anímica del vestuario era un tema difícil de abordar, pero lo más complicado era tomar decisiones desde lo táctico para ganar la Copa de Europa estando inmerso en una dinámica tan negativa. Y ahí asumió varias que fueron clave. La primera fue el binomio Lucas Vázquez – Asensio, que le alejaba mucho de su idea inicial -básica para controlar- prácticamente como titulares. El equipo blanco pasó en ese momento a defender mejor ambas bandas, básico al no poder asentarse bien en campo rival con pelota, y a activar mejor a un Cristiano Ronaldo que sin que el equipo fluyera con el cuero, no conseguía encontrar zonas de remate limpias. Los dos extremos agilizaron las recepciones por banda y sirvieron más y mejores balones al portugués. Fue una forma de ganar cuando parecía que levantar otra Copa de Europa era una quimera.
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
La segunda apuesta, más complicada si cabe por el ruido exterior, fue Karim Benzema. El francés dejó claro en la final contra el Liverpool que su perfil, tan genuino dentro de la plantilla, era para Zidane una vía de control a la que no podía renunciar, aunque eso dejase su imagen tocada de puertas para fuera. Y, por supuesto, la figura de Keylor Navas, que aún sin poder medir el impacto de la confianza del técnico galo en su rendimiento, indiscutiblemente encontró un contexto lo más favorable posible después de haber tenido dos errores importantes ante Juventus y Bayern de Múnich. Lo que mostró el técnico galo en los últimos meses fue un conocimiento concreto de las dinámicas de un equipo y de cómo saber focalizarlas en algo positivo a pesar de que ello supusiera un problema para el día a día, como quedó claro con el mal rendimiento que tuvo el Real Madrid en la última edición de la liga española, indiscutiblemente insuficiente. Quizás fruto de la bajada de nivel de la plantilla con respecto al curso 16/17, o quizás motivado por esa búsqueda de versatilidad para no perder una sola eliminatoria en tres temporadas de Liga de Campeones, pero la realidad es que Zidane bajó del cielo un balón que se convirtió en la novena Champions blanca, y lo devolvió a las nubes en forma de trece conquistas. Un mesías para el Real Madrid que, sin lugar a la duda, merece un reconocimiento histórico.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Su llegada fue importantísima porque los jugadores, miembros todos de la mejor plantilla del mundo, estaban en dinámica negativa y sin confianza. La recuperó, e incluso comenzó apostando por un plan más adociativo y propositivo que el de Ancelotti. Duró poco, y lo que parecía un plan de circunstancias con la CMK se extendió en el tiempo entre lesiones y la negación/impodobilidad de recuperar a James. A partir de ahí, lo que todos sabemos.
maravillosa gestión de la mayoría de los jugadores (excepto los más jóvenes este año y algún que otro caso como Isco hasta la lesión de Bale), bases tácticas muy sencillas y, por tanto, fáciles de cambiar y una misma idea de gusto por el trato del balón que se mantenía incluso cuando.

Zidane

Merece rescatar en este punto la figura de Cristiano Ronaldo, que evidentemente es otro de los grandes nombres del periplo de Zidane en el banquillo del Real Madrid, y que por su legendario aura dentro de la historia del fútbol quizás esté recibiendo menos protagonismo del merecido en este análisis. Por supuesto que el portugués siempre ha sido el finalizador de la sociedad que ha formado con Benzema, pero esa transformación del sistema del equipo le fue llevando paulatinamente a ocupar el área de una forma, si cabe, más constante. Aún jugando con doble punta,
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.Cristiano acudía a la posición de extremo izquierdo para no tener constantemente la portería rival de espaldas, pero la nueva composición le invitaba, aún llegando después de hacer algún apoyo fuera del área, a acabar siempre en el área. Es evidentemente uno de los aspectos clave para matizar el éxito de Zidane, sobre todo en la Copa de Europa, porque al control obtenido a partir de la táctica y el talento se sumaba la finalización del, probablemente, mejor rematador de la historia. Y eso fue lógicamente una carta ganadora cada martes o miércoles por la noche.
Después de Cardiff, clímax futbolístico del equipo blanco, llegó una temporada repleta de dudas. Quizás la pérdida de jugadores importantes para completar la rotación desestabilizó la rutina, aunque hubo dos factores quizás más importante para que el cuadro blanco afrontase el presente curso con el pie cambiado: la sanción a Cristiano Ronaldo, y la falta de continuidad por problemas físicos de Carvajal y Bale, que llevaron a una dinámica negativa. Zidane no podía tirar del 4-3-3 en el que creía, mientras que el rombo ni tenía a un Cristiano Ronaldo con el ritmo necesario como para terminar todas las jugadas, ni la figura de los laterales, tan exigidos con el plan Isco, lograba ser tan decisiva. Como el Real Madrid no alcanzaba el control buscado, su presión no era armoniosa, y ahí se evidenciaban las carencias para tapar la salida exterior del rival, que desquebrajaba el sistema defensivo de un equipo con escaso talento individual para recuperar la pelota.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Quizás por eso la decimotercera resultó si cabe el gran trofeo de Zinedine Zidane al frente del Real Madrid, y el que más le enaltece como entrenador. La preocupación anímica del vestuario era un tema difícil de abordar, pero lo más complicado era tomar decisiones desde lo táctico para ganar la Copa de Europa estando inmerso en una dinámica tan negativa. Y ahí asumió varias que fueron clave. La primera fue el binomio Lucas Vázquez – Asensio, que le alejaba mucho de su idea inicial -básica para controlar- prácticamente como titulares. El equipo blanco pasó en ese momento a defender mejor ambas bandas, básico al no poder asentarse bien en campo rival con pelota, y a activar mejor a un Cristiano Ronaldo que sin que el equipo fluyera con el cuero, no conseguía encontrar zonas de remate limpias. Los dos extremos agilizaron las recepciones por banda y sirvieron más y mejores balones al portugués. Fue una forma de ganar cuando parecía que levantar otra Copa de Europa era una quimera.

Zidane

Quizás por eso la decimotercera resultó si cabe el gran trofeo de Zinedine Zidane al frente del Real Madrid, y el que más le enaltece como entrenador. La preocupación anímica del vestuario era un tema difícil de abordar, pero lo más complicado era tomar decisiones desde lo táctico para ganar la Copa de Europa estando inmerso en una dinámica tan negativa. Y ahí asumió varias que fueron clave. La primera fue el binomio Lucas Vázquez – Asensio, que le alejaba mucho de su idea inicial -básica para controlar- prácticamente como titulares. El equipo blanco pasó en ese momento a defender mejor ambas bandas, básico al no poder asentarse bien en campo rival con pelota, y a activar mejor a un Cristiano Ronaldo que sin que el equipo fluyera con el cuero, no conseguía encontrar zonas de remate limpias. Los dos extremos agilizaron las recepciones por banda y sirvieron más y mejores balones al portugués. Fue una forma de ganar cuando parecía que levantar otra Copa de Europa era una quimera.
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
La segunda apuesta, más complicada si cabe por el ruido exterior, fue Karim Benzema. El francés dejó claro en la final contra el Liverpool que su perfil, tan genuino dentro de la plantilla, era para Zidane una vía de control a la que no podía renunciar, aunque eso dejase su imagen tocada de puertas para fuera. Y, por supuesto, la figura de Keylor Navas, que aún sin poder medir el impacto de la confianza del técnico galo en su rendimiento, indiscutiblemente encontró un contexto lo más favorable posible después de haber tenido dos errores importantes ante Juventus y Bayern de Múnich. Lo que mostró el técnico galo en los últimos meses fue un conocimiento concreto de las dinámicas de un equipo y de cómo saber focalizarlas en algo positivo a pesar de que ello supusiera un problema para el día a día, como quedó claro con el mal rendimiento que tuvo el Real Madrid en la última edición de la liga española, indiscutiblemente insuficiente. Quizás fruto de la bajada de nivel de la plantilla con respecto al curso 16/17, o quizás motivado por esa búsqueda de versatilidad para no perder una sola eliminatoria en tres temporadas de Liga de Campeones, pero la realidad es que Zidane bajó del cielo un balón que se convirtió en la novena Champions blanca, y lo devolvió a las nubes en forma de trece conquistas. Un mesías para el Real Madrid que, sin lugar a la duda, merece un reconocimiento histórico.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Su llegada fue importantísima porque los jugadores, miembros todos de la mejor plantilla del mundo, estaban en dinámica negativa y sin confianza. La recuperó, e incluso comenzó apostando por un plan más adociativo y propositivo que el de Ancelotti. Duró poco, y lo que parecía un plan de circunstancias con la CMK se extendió en el tiempo entre lesiones y la negación/impodobilidad de recuperar a James. A partir de ahí, lo que todos sabemos.
maravillosa gestión de la mayoría de los jugadores (excepto los más jóvenes este año y algún que otro caso como Isco hasta la lesión de Bale), bases tácticas muy sencillas y, por tanto, fáciles de cambiar y una misma idea de gusto por el trato del balón que se mantenía incluso cuando.

Zidane

Merece rescatar en este punto la figura de Cristiano Ronaldo, que evidentemente es otro de los grandes nombres del periplo de Zidane en el banquillo del Real Madrid, y que por su legendario aura dentro de la historia del fútbol quizás esté recibiendo menos protagonismo del merecido en este análisis. Por supuesto que el portugués siempre ha sido el finalizador de la sociedad que ha formado con Benzema, pero esa transformación del sistema del equipo le fue llevando paulatinamente a ocupar el área de una forma, si cabe, más constante. Aún jugando con doble punta, Cristiano acudía a la posición de extremo izquierdo para no tener constantemente la portería rival de espaldas, pero la nueva composición le invitaba, aún llegando después de hacer algún apoyo fuera del área, a acabar siempre en el área. Es evidentemente uno de los aspectos clave para matizar el éxito de Zidane, sobre todo en la Copa de Europa, porque al control obtenido a partir de la táctica y el talento se sumaba la finalización del, probablemente, mejor rematador de la historia. Y eso fue lógicamente una carta ganadora cada martes o miércoles por la noche.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
Después de Cardiff, clímax futbolístico del equipo blanco, llegó una temporada repleta de dudas. Quizás la pérdida de jugadores importantes para completar la rotación desestabilizó la rutina, aunque hubo dos factores quizás más importante para que el cuadro blanco afrontase el presente curso con el pie cambiado: la sanción a Cristiano Ronaldo, y la falta de continuidad por problemas físicos de Carvajal y Bale, que llevaron a una dinámica negativa. Zidane no podía tirar del 4-3-3 en el que creía, mientras que el rombo ni tenía a un Cristiano Ronaldo con el ritmo necesario como para terminar todas las jugadas, ni la figura de los laterales, tan exigidos con el plan Isco, lograba ser tan decisiva. Como el Real Madrid no alcanzaba el control buscado, su presión no era armoniosa, y ahí se evidenciaban las carencias para tapar la salida exterior del rival, que desquebrajaba el sistema defensivo de un equipo con escaso talento individual para recuperar la pelota.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Quizás por eso la decimotercera resultó si cabe el gran trofeo de Zinedine Zidane al frente del Real Madrid, y el que más le enaltece como entrenador. La preocupación anímica del vestuario era un tema difícil de abordar, pero lo más complicado era tomar decisiones desde lo táctico para ganar la Copa de Europa estando inmerso en una dinámica tan negativa. Y ahí asumió varias que fueron clave. La primera fue el binomio Lucas Vázquez – Asensio, que le alejaba mucho de su idea inicial -básica para controlar- prácticamente como titulares. El equipo blanco pasó en ese momento a defender mejor ambas bandas, básico al no poder asentarse bien en campo rival con pelota, y a activar mejor a un Cristiano Ronaldo que sin que el equipo fluyera con el cuero, no conseguía encontrar zonas de remate limpias. Los dos extremos agilizaron las recepciones por banda y sirvieron más y mejores balones al portugués. Fue una forma de ganar cuando parecía que levantar otra Copa de Europa era una quimera.

El Gran Atletic

Aunque esta vez tengo la impresión de que Simeone va a ir con todo a por la presión alta. Le está dando rédito en los últimos partidos e incluso ha hablado de ello en rueda de prensa como un factor clave que les está favoreciendo. Siempre me parece llamativo que un entrenador destaque algo así antes de un derbi.
creo que la conexión Thomas-Costa puede ser demoledora si al final Zidane sale sin el rombo. Si en derecha está Correa, puede abrir la banda en canal recibiendo de cara, ya que Marcelo, aunque posicionalmente no es el caótico de antaño, sigue sin escoger bien la altura defensiva cuando no tiene una referencia clara por delante. Lucas y Asensio tienen mucho vuelo y si el Atleti carga la salida por el sector derecho con Thomas, eso le va a plantear una constante toma de decisión en transición defensiva. Me da que se puede quedar más de una vez en tierra de nadie y brindarle la línea de pase directa afuera hacia el argentino o dejar que le gane la espalda cuando el balón se filtre por dentro.
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
Lo que tampoco tengo claro es que todo esto pase de la teoría. Llama la atención, como comentas, que Simeone no esté trabajando en los entrenamientos ningún mecanismo de descarga del juego directo sobre costa para la segunda línea. En Londres se ha visto al de Lagarto mucho más fino en el raseo de balón y aunque no sea para activar las bandas, se está viendo que igual que hacía con Hazard, tiene la suficiente capacidad como para fijar a su par y dejar a Griezmann de cara. Necesita de un par de segundos, sí. Por eso en posicional no funciona como un activo en ese sentido (véase con España). Pero en un primer o segundo pase entre líneas, no ha dado tiempo a que el bloque defensivo rival repliegue y todavía hay espacios, con las líneas bien distanciadas.
Yo sin embargo pienso que va a influir más el factor descanso (Atletico actualmente con plantilla de 16 jugadores habiendo competido el jueves en EL vs. Madrid con plantilla mucho más larga y un par de días más de descanso pero con problemas en el centro de la defensa y partido de CL el proximo miércoles). Me extrañaría ver una presion axfiante sostenida durante demasiados minutos. Pero como bien dices, todo esto es pura teoría.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
A ver quiénes elige Zidane para el doble pivote si al final, como comentas, sale sin el rombo. La pareja Kovacic-Casemiro, que la he visto en muchas previas, parece partir con cierta ventaja. Y esta, como ya ha quedado demostrado durante la temporada, no es la mejor para dominar desde el pase. Si sale con ellos dos + Asensio-Lucas y Bale-CR, ¿igual es que Zidane ya está esperándose una fuerte presión del Atlético? Para mí, ahí puede estar la clave en muchas de las cosas que ocurran.
Con el plan menos asentado que ahora, eso sí, el Atlético visitó al FC Barcelona con una clara intención –al menos, de inicio- de esperar en lugar de presionar muy arriba.

Guardiola encajo perfecto en Inglaterra

Me encanta el fútbol. Es tan inasible… Guardiola y su MCI han dominado la Premier de principio a fin y debían iniciar el asalto a la UCL como escalón final de la evolución. Y quien lo descabalga es un equipo Premier. No me digáis que no es irónico. Soy fan acérrimo de Guardiola, a pesar de ser un pseudo madridista, como dirìa aquel, por como es capaz de compaginar una idea esencial (posición, posesión y protagonismo) con una impresionante capacidad de adaptación al entorno. A ver que propone para la vuelta. Será el partido más interesante de la jornada.
Guardiola confirma con esta liga que en un campeonato largo no tiene rival y si lo pierde es porque el rival ha tenido que rozar la perfección (Madrid de 100 puntos por ejemplo). Pero me deja frío la sensación de que aunque domine las ligas, no acaba de entender la champions y me a entrado un temblor frío al pensar que en esas dos semifinales que perdió con Messi tuvo mucha culpa, no sé… Han sido muchas decepciones en Champions que empañan su carrera sobretodo las que tuvo con Barça y Bayern… De todas formas era cuestión de tiempo que domine la premier, es el mejor técnico para una temporada de más de 30 partidos.
Aunque a mí lo que me sigue pareciéndome extraordinario es cómo impregna todo a su alrededor de su manera de entender el fútbol. Su trabajo a la hora de transmitir, convencer y alinear al jugador con las ideas que creen que son las más competitivas, es innegable.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
En Champions los tiene muy muy complicado pero veremos, si sucede finalmente, así, cómo se despide y qué ultima idea tiene preparada.
Una cosa que me llama la atención de Guardiola es el uso que hace de los interiores. Le gusta mucho el juego por dentro, pero no suele gustarle el intercambio de posiciones entre ellos. Generalmente su pareja de interiores siempre se mantiene cada uno en su sector, en lo que tildaríamos de un estilo menos moderno. Imagino que para favorecer que siempre estén vinculados a su triángulo exterior lateral-interior-extremo y forzar siempre la basculación rival para abrir espacios en el centro.
Reconociendo lo extraordinario entrenador que es, yo tampoco soy muy guardiolista, pero si hay una critica con la que no comulgo es con esa que afirma que Pep en un equipo pequeño no haría nada. Yo sí le veo capaz de firmar equipos de autor tipo Van Gaal con su AZ Aalmark.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Dicho esto, creo que en sus ultimas eliminaciones de champions, los equipos de guardiola no han sido capaces de competir a 180 minutos, siempre han tenido 45 o incluso 90 minutos que han terminado lastrando su techo en eliminatorias. Ahora, si hay algún entrenador capaz de ilusionar a los suyos con levantar tres goles en contra, ese es Guardiola.
La fijación de Pep por incorporar a Kyle Walker, un jugador bastante limitado en la circulación de balón y sin demasiada creatividad en el último tercio, estaba totalmente relacionado con su explosividad y velocidad. Después se vio cómo en ataque

El otro director Alemán

Al mismo tiempo que Marcos Llorente, Dani Ceballos y Saúl Ñíguez están dominando la Euro Sub-21 a pesar de renunciar al control del balón, lo cual convierte al equipo de Celades en contracultural, hay un centrocampista alemán que está haciendo lo propio pero desde la posesión. Se llama Maximilian Arnold, juega en el VfL Wolfsburgo, se parece a Zurutuza y comparte orígenes -y algo más- con Kroos.
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
Nacido en Riesa y formado en el SG Dynamo Dresden, es decir, en el complicado fútbol post RDA, de Arnold llevamos oyendo hablar desde que Diego Ribas abandonara Wolfsburgo para volver a firmar por el Atlético. Fue entonces, con apenas 19 años, cuando el ahora capitán de Alemania Sub-21 se hizo con un hueco en el once titular que ya no iba a soltar. La cuestión es que este hueco iba a estar en la mediapunta o, incluso, en la banda izquierda, dos posiciones que no encajaban de todo con la naturaleza que ya se le intuía. No hay que olvidar, de hecho, que dicha mediapunta no era muy ortodoxa, pues amen de estar rodeado de mucho jugador vertical (Schurrle, Caligiuri, Vierinha o Draxler) también estaba escoltado por un doble pivote absolutamente condicionante (el Luiz Gustavo – Guilavogui).
Esta precocidad, esta posición y este contexto provocaron que la primera versión que conocimos de Maximilian Arnold fuera bastante distinta a la que estamos viendo en este campeonato. Cierto es que ya parecía diferente al resto. Que era un jugador global en un equipo que pecaba de unidimensional. Pero al final su rol le limitaba a ejercer como un gregario del resto, continuando -y no liderando- las labores de creación o aceleración según tocase. No obstante, a pesar de esto Arnold tenía siempre un impacto muy positivo en el juego colectivo. Sus movimientos por delante de línea de balón y posteriores toques cortos, similares los unos y los otros a los que caracterizan a David Zurutuza, le hicieron rendir sobremanera, por ejemplo, ante el Real Madrid en la pasada Copa de Europa. Todos se fijaron en Draxler con razón, pero detrás de cada recepción del extremo estaba un movimiento, recepción y toque del mediapunta.
Pero ya por aquel entonces se notaba que Arnold estaba para más de lo que le pedía Dieter Hecking. Por eso, tras un curso en el que ha ido pisando más la base de la jugada, en esta Eurocopa está rompiendo como el gran líder de esta prometedora generación con una naturalidad inusitada pese al cambio de posición. Jugando en paralelo a Dahoud y por detrás de Max Meyer, aunque siempre mezclando alturas, Arnold sigue vistiendo el “10” pero ahora está ejerciendo de “5” y de “6”. Porque a su dinamismo habitual, virtud que redondea muchas de sus acciones, le está añadiendo pausa, continuidad, sentido, criterio, inteligencia y mando en la medular.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
A su manera, Maximilian Arnold está siendo el Toni Kroos de esta Alemania Sub-21. Se mueve más, lo que le lleva a ocupar a veces posiciones más adelantadas, pero es él quien dota de seguridad y fluidez al ataque más sostenido del campeonato. Toques en corto, cambios de orientación con su magnífica zurda, pases verticales, controles orientados para posterior descarga… Max Arnold no es un creador, es un director. La Eurocopa Sub-21 lo ha demostrado.

Ramos

La verdad es que Salah ya le causó muchísimos problemas al Real Madrid, y sobre todo a Sergio Ramos, cuando estaba en la Roma. Y eso que era un jugador mucho menos completo como lo es a día de hoy y sobre todo, con mucha menos definicion y pegada. Yo creo que Casemiro y Varane van a ser fundamentales en las ayudas, aunque tengan el rabillo del ojo puesto constantemente en Firmino.
En mi opinión, hay algo que nos olvidamos. Partiendo de la base que el tridente del Liverpool es pura elite, tenemos que recordar algo muy importante:
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
El RM se ha batido en duelos con el mejor tridente de los últimos años: Neymar, Luis Suarez, Messi. Todo ello acompañado por algunos de los mejores centrocampistas de la historia y defensas – porteros de pura elite.

El tridente del Liverpool es buenísimo, pero no llega a la calidad del último del FCB. Ni de locos tiene esos centrocampistas, defensa y portero.

ZZ hará ajustes, claro que sí, pero estoy seguro de que se llevara la sardina a su ascua. No solo domina un registro, sino varios.
Saben jugar estos partidos y ganarlos. Saben competir y tiene jugadores de altura para jugar a los que deseen jugar. Estoy seguro de que lo harán.
Creo que la clave está en si el Madrid es capaz de sacar su lado más conservador, se ha visto contra el Chelsea que para dificultar el juego del Liverpool basta con no dejar espacios a sus espaldas en defensa, por lo que Salah y Mané no pueden explotar su mejor virtud que es el la velocidad para colarse por detrás de la defensa. Creo que el duelo más interesante va a ser el de Salah y Marcelo, ya que el brasileño nunca ha destacado por su cualidad defensiva, por tanto, ¿será capaz Marcelo de demostrar lo contrario o explotará el Liverpool este “punto débil” en la defensa blanca?
Me parece la final a la que llega con menor favoritismo el Madrid y creo que esto le puede favorecer, veremos si ZZ lo entiende también así. El Liverpool se está mostrando mortal cuando está replegado con la tripleta que tiene arriba, pero si el Madrid opta por fases de repliegue medio-bajo concediéndole una cierta cuota de balón, creando espacios para poder salir y aprovechar que la defensa del Pool no es excesivamente rápida. Tampoco demasiado precisa en la salida.
En cuanto al emparejamiento Ramos-Salah, las ayudas de Casemiro y Kroos tendrán mucha importancia para cortar o ralentizar las contras. Cuando el Madrid se ubique en campo contrario, la zona de Marcelo puede ser una autopista para Salah y no creo que Kloop opte por hacerle bajar con Marcelo ni una sola vez.
En cuanto al jugador nº11, la duda es si mantener el 4-3-1-2 con Isco que aporta mucho en ataque pero cuenta con bastantes desajustes en defensa o buscar un 4-4-2 más equilibrado con Asensio, Lucas o incluso con Bale.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Si Firmino cae a derecha, Varane no le puede seguir hasta ahí por ser el central del otro perfil. Tampoco Ramos porque Salah aprovecharía el hueco entre Marcelo y Varane. Así que le tendría que seguir Casemiro o Toni Kroos, que defensivamente es mucho peor y no tiene explosividad. Así que supongo que le seguirá Casemiro. Y ahí me parece muy importante la baja de Oxlade-Chamberlain porque el resto de centrocampistas no tienen esa capacidad para hacer tanto daño en esa zona. Como mucho se pueden dedicar a recibir de cara el pase de Firmino y buscar a Mané y Salah al espacio.

Bale

Además de todo lo que comentáis, y ya lo habéis dejado caer, está el hecho de que Bale parecía un elemento que solucionaba, de por sí, de manera total, todos los problemas del Madrid a nivel de profundidad, despliegue, presencia, determinación. Y efectivamente, no sólo las lesiones le han alejado de ello, sino su peculiar temperamento.

Y es que si Bale jugara actualmente en otro equipo, nos sonaría idílico para renovar el ataque y sistema blanco.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
Aún así acierta mucho De la Peña en señalarle como posible hombre importante hoy. Seguramente sea parte del once inicial y siempre en el Camp Nou su figura tiene un encaje fácil y positivo.
Ya hemos hablado mucho de Bale por aquí, y es obvio que el Bale que muchos esperábamos, y que por tramos estuvo en el Madrid, no va a poder ser en el Madrid, y no sabemos si en otro club, que espero que así sea por su bien y el del fútbol.

El otro día vi una reposición de la Final de la Décima, y la mera intimidación que mostraba Bale en medios y defensas colchoneros les hacía ya retroceder metros sin pensar nada más ver cuando agarraba el balón. La jugada en la que se adentra por el centro y finalmente su tiro forzado raso sale por fuera es clarificador de la intimidación que mostraba Bale ese año, así como en 2016, donde tuvo una primavera de mejor jugador del mundo en ese período.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
La cuestión, es que entre su personalidad, su físico frágil y su competencia, creo que ha ido alejando lo que el quería al llegar aquí, que era luchar por quedarse con el mando a medio plazo del equipo de Cristiano Ronaldo, aún siguiendo estando Cristiano a su lado. Vamos que se le ficho y el vino, o eso creo, para jugar en el equipo de Cristiano pero para llegar a ser el equipo de Bale con Cristiano a su lado, lo cual, obviamente no se ha producido.
Lo que ha provocado en Bale es que el galés se encuentra sin espacio en el 4-3-1-2, donde no es un buen complemento para Cristiano Ronaldo como segundo punta, no logró provocar el regreso al 4-3-3 que por momentos pareció tan necesario, y en el 4-4-2 Lucas y Asensio parten por delante por méritos propios. Bale ha quedado en este momento como alternativa para este último dibujo con un rol tan básico como el de extremo zurdo para correr y centrar, y la gran pregunta es si ha sido un tema de no ser capaz de asumir unas responsabilidades que sí tiene en la selección con la presencia de Cristiano o si sólo la táctica ha pesado en su pérdida de protagonismo. El clásico y la final de Kiev, aún con un papel secundario, pueden ser un todo o nada para el galés en Madrid.
Sin embargo y salvo aportaciones puntuales del galés, la variante ganadora ha sido un 4-4-2 en el que Lucas Vázquez y Asensio ocupan ambas bandas.

Bale

Cuando llegó Bale al Madrid me pareció la “panacea” para el conjunto blanco. Potencia, gol, remate, disparo, pase, velocidad y regate. Era un 8-9 en casi todo, y un 7 largo en lo último. Estaba destinado a ser (de hecho lo ha sido) el segundo jugador aportando goles y el primero/segundo en asistencias de gol.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
Y su evolución, que es lo que me gusta ver en los futbolistas grandes, creí que iba unida a la de un jugador que siempre me encantó: Van Persie. Tenía muchas cosas de él. Pero creo que le falta una, no tangible. El conocimiento del juego. Un tío como el galés, dentro del área es de por sí una amenaza constante. Salto+disparo demoledor+remate portentoso es sinónimo de 9 moderno. Es que como poco, esperaba de Bale un Davor Suker, que tenía menos poderío aéreo, pero igual más clase. Tenía muchas espectativas en Gareth. Y de hecho pensé que la dupla Gareth-Cristiano dominaría por años el mundo del fútbol. Pensé eso hace varios años cuando ambos minimizaron a la Juventus de Turín en fase de grupos. Pero no ha sido así. De hecho, no será así. Y me parece que no hay que mirar a otro responsable más que al propio Gareth.
la gran pregunta es si ha sido un tema de no ser capaz de asumir unas responsabilidades que sí tiene en la selección con la presencia de Cristiano o si sólo la táctica ha pesado en su pérdida de protagonismo.”

El problema de la responsabilidad es algo que ha estado siempre presente en Gareth Bale, no es algo nuevo. En contadas ocasiones se ha visto un Bale que agarre el toro por los cuernos, y creo que es algo que trasciende a la figura de Cristiano Ronaldo. Sencillamente, creo que es un jugador bastante frío al que el partido le tiene que llegar, porque él no lo va a tomar.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
A nivel táctico es evidente que el estatus de Bale ha cambiado, su situación me recuerda a la de James, . Como elementos exteriores prefiere jugadores con mejor motor y más dinámicos como Asensio o Lucas, frente a un Bale de movimientos más explosivos pero menos constantes. De alguna forma, Bale tiene una consideración táctica similar a la de Cristiano Ronaldo, de segundo punta con tendencia a caer a la banda, lo cual tratándose de la estrella del equipo, le tapa opciones.

El porqué de este cambio es difícil de evaluar sin conocer entresijos del día a día. Mi impresión es que las lesiones del curso 2016/17 dieron lugar a un nuevo Bale, muy mermado a nivel de confianza y un jugador de menor recorrido a lo ancho y largo del campo. La estadística ofrece algunos datos interesantes que van en esta línea. es un jugador que intenta menos regates y disparos de fuera del área, dos acciones que podríamos considerar muy ligadas a la confianza del jugador. De ser un jugador que promediaba >1.5 tiros lejanos por encuentro, ahora sólo supera ligeramente el 0.5; en el apartado de regates ha mejorado las últimas jornadas, pero hasta hace poco sus cifras en cuanto intentos había sufrido un descenso del 50% (de 4 intentos a 2