A recuperar su rango

“Sé lo que tengo que hacer, pese a que la situación actual es difícil, para que el equipo vuelva al camino del éxito”. Así era titulada por gran parte de los medios de comunicación la comparecencia que dio Jupp Heynckes como nuevo entrenador del Bayern, club al que había entrenado en dos etapas anteriores. Una frase que escondía varias realidades que el alemán quería devolver a los bávaros, tanto a nivel de juego como de jerarquías; de poner en valor a determinados jugadores. En sus primeros encuentros al frente del gigante germano, Jupp ha encontrado en algunos hombres sus primeras fortalezas, otorgándoles un protagonismo que se había deteriorado con el paso de los años.
Uno de esos futbolistas que Jupp quiere recuperar está siendo David Alaba. El austriaco comenzó su carrera en la élite donde lo está haciendo ahora, de lateral izquierdo, pero sus condiciones y su adaptación a otras zonas del campo, sirvieron, sobre todo a Pep Guardiola, para probarlo de interior y posteriormente fijarlo como central zurdo. Los conceptos de juego del de Santpedor se entrelazaban con la versatilidad del austriaco, una cualidad que terminó diluyendo su rendimiento. Alaba volvía al lateral con Carlo Ancelotti, habiendo cedido parte del aura que se ganó, precisamente, con Jupp, con quien ganó la Copa de Europa.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
Pero, como los equipos de Carlo carecen de cierta energía y explosividad en su ritmo de juego, Alaba no terminó de encajar en las ideas del italiano. No existía una función predominante para él, y eso, en un fútbol donde los mejores laterales marcan grandísimas diferencias, hacía de Alaba un perfil algo carente del brillo con el que destacó en el pasado.

A expensas de que lo que proponga Heynckes permita competir por la Champions, Alaba está recuperando, cuanto menos, presencia en campo contrario. El Bayern está derivando todo su juego a las bandas y ganando muchísima línea de fondo. Junto a Coman, Alaba está subiendo constantemente.

No era el Bayern de 2013 un equipo que se parara para sumar pases, pues todos sus integrantes basaban en el físico y la llegada su tremendo dominio. El bloque y la edad de muchos de ellos seguramente no permita elevar el juego a dicha intensidad, así que en el punto medio está viéndose a David como un hombre más involucrado y presente. El austriaco promedia 68 pases por encuentro en esta Bundesliga, por los 55 que promediaba la temporada anterior. Lejos de los más de 80 que daba con Pep, muchos de ellos en campo propio, al jugar de central o de centrocampista, lo cierto es que Heynckes abre las bandas y permite al lateral incorporarse de inmediato.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
“Si observo los últimos años veo que en los años de éxito ha habido una clara jerarquía. Ha habido jugadores -Lahm, Schweisteiger, Xabi Alonso… ahora quedan Jerome Boateng, Thomas Müller, Arjen Robben y Frank Ribery- que muchas veces resolvían problemas antes de que el entrenador tuviera que intervenir. Es importante definir la jerarquía y devolverle la confianza a los jugadores. Thomas Müller viene jugando por debajo de sus posibilidades, Jerome Boateng ha pasado por problemas de lesiones y todavía no es otra vez el jugador de 2012 y 2013, lo mismo pasa con David Alaba. Mi tarea es volver a formar un equipo, lo decisivo es que los jugadores vuelvan a confiar en sus aptitudes”.