Bale

Además de todo lo que comentáis, y ya lo habéis dejado caer, está el hecho de que Bale parecía un elemento que solucionaba, de por sí, de manera total, todos los problemas del Madrid a nivel de profundidad, despliegue, presencia, determinación. Y efectivamente, no sólo las lesiones le han alejado de ello, sino su peculiar temperamento.

Y es que si Bale jugara actualmente en otro equipo, nos sonaría idílico para renovar el ataque y sistema blanco.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
Aún así acierta mucho De la Peña en señalarle como posible hombre importante hoy. Seguramente sea parte del once inicial y siempre en el Camp Nou su figura tiene un encaje fácil y positivo.
Ya hemos hablado mucho de Bale por aquí, y es obvio que el Bale que muchos esperábamos, y que por tramos estuvo en el Madrid, no va a poder ser en el Madrid, y no sabemos si en otro club, que espero que así sea por su bien y el del fútbol.

El otro día vi una reposición de la Final de la Décima, y la mera intimidación que mostraba Bale en medios y defensas colchoneros les hacía ya retroceder metros sin pensar nada más ver cuando agarraba el balón. La jugada en la que se adentra por el centro y finalmente su tiro forzado raso sale por fuera es clarificador de la intimidación que mostraba Bale ese año, así como en 2016, donde tuvo una primavera de mejor jugador del mundo en ese período.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
La cuestión, es que entre su personalidad, su físico frágil y su competencia, creo que ha ido alejando lo que el quería al llegar aquí, que era luchar por quedarse con el mando a medio plazo del equipo de Cristiano Ronaldo, aún siguiendo estando Cristiano a su lado. Vamos que se le ficho y el vino, o eso creo, para jugar en el equipo de Cristiano pero para llegar a ser el equipo de Bale con Cristiano a su lado, lo cual, obviamente no se ha producido.
Lo que ha provocado en Bale es que el galés se encuentra sin espacio en el 4-3-1-2, donde no es un buen complemento para Cristiano Ronaldo como segundo punta, no logró provocar el regreso al 4-3-3 que por momentos pareció tan necesario, y en el 4-4-2 Lucas y Asensio parten por delante por méritos propios. Bale ha quedado en este momento como alternativa para este último dibujo con un rol tan básico como el de extremo zurdo para correr y centrar, y la gran pregunta es si ha sido un tema de no ser capaz de asumir unas responsabilidades que sí tiene en la selección con la presencia de Cristiano o si sólo la táctica ha pesado en su pérdida de protagonismo. El clásico y la final de Kiev, aún con un papel secundario, pueden ser un todo o nada para el galés en Madrid.
Sin embargo y salvo aportaciones puntuales del galés, la variante ganadora ha sido un 4-4-2 en el que Lucas Vázquez y Asensio ocupan ambas bandas.

Bale

Cuando llegó Bale al Madrid me pareció la “panacea” para el conjunto blanco. Potencia, gol, remate, disparo, pase, velocidad y regate. Era un 8-9 en casi todo, y un 7 largo en lo último. Estaba destinado a ser (de hecho lo ha sido) el segundo jugador aportando goles y el primero/segundo en asistencias de gol.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
Y su evolución, que es lo que me gusta ver en los futbolistas grandes, creí que iba unida a la de un jugador que siempre me encantó: Van Persie. Tenía muchas cosas de él. Pero creo que le falta una, no tangible. El conocimiento del juego. Un tío como el galés, dentro del área es de por sí una amenaza constante. Salto+disparo demoledor+remate portentoso es sinónimo de 9 moderno. Es que como poco, esperaba de Bale un Davor Suker, que tenía menos poderío aéreo, pero igual más clase. Tenía muchas espectativas en Gareth. Y de hecho pensé que la dupla Gareth-Cristiano dominaría por años el mundo del fútbol. Pensé eso hace varios años cuando ambos minimizaron a la Juventus de Turín en fase de grupos. Pero no ha sido así. De hecho, no será así. Y me parece que no hay que mirar a otro responsable más que al propio Gareth.
la gran pregunta es si ha sido un tema de no ser capaz de asumir unas responsabilidades que sí tiene en la selección con la presencia de Cristiano o si sólo la táctica ha pesado en su pérdida de protagonismo.”

El problema de la responsabilidad es algo que ha estado siempre presente en Gareth Bale, no es algo nuevo. En contadas ocasiones se ha visto un Bale que agarre el toro por los cuernos, y creo que es algo que trasciende a la figura de Cristiano Ronaldo. Sencillamente, creo que es un jugador bastante frío al que el partido le tiene que llegar, porque él no lo va a tomar.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
A nivel táctico es evidente que el estatus de Bale ha cambiado, su situación me recuerda a la de James, . Como elementos exteriores prefiere jugadores con mejor motor y más dinámicos como Asensio o Lucas, frente a un Bale de movimientos más explosivos pero menos constantes. De alguna forma, Bale tiene una consideración táctica similar a la de Cristiano Ronaldo, de segundo punta con tendencia a caer a la banda, lo cual tratándose de la estrella del equipo, le tapa opciones.

El porqué de este cambio es difícil de evaluar sin conocer entresijos del día a día. Mi impresión es que las lesiones del curso 2016/17 dieron lugar a un nuevo Bale, muy mermado a nivel de confianza y un jugador de menor recorrido a lo ancho y largo del campo. La estadística ofrece algunos datos interesantes que van en esta línea. es un jugador que intenta menos regates y disparos de fuera del área, dos acciones que podríamos considerar muy ligadas a la confianza del jugador. De ser un jugador que promediaba >1.5 tiros lejanos por encuentro, ahora sólo supera ligeramente el 0.5; en el apartado de regates ha mejorado las últimas jornadas, pero hasta hace poco sus cifras en cuanto intentos había sufrido un descenso del 50% (de 4 intentos a 2

Aquel legado del Zamora 2

10/06/1987. Bakero silencia San Mamés
Cambiamos de competición. Esta vez nos vamos a las semifinales de la Copa del Rey, una competición que hasta ese año pocas alegrías le había dado a los donostiarras. Qué mejor co-protagonista para esta historia que el Athletic Club. El partido de ida se había saldado con empate a nada en Atotxa, en un encuentro en el que la Real había llevado el peso pero del que los athleticzales sacaron un resultado que muchos daban por bueno teniendo la vuelta en San Mamés. En el feudo rojiblanco apareció Bakero, para en el minuto 25 remachar al segundo palo un balón peinado por Górriz en un saque de esquina. Pese a que esta vez el dominio fue del Athletic, no lograron batir a un Arconada que se tornaría héroe en la final, parando dos penaltis de la tanda ante el Atlético y llevando a la Real a la conquista de su segunda Copa del Rey (tras haber ganado la de 1909 bajo el nombre de Club Ciclista de San Sebastián).
13/06/1993. Atotxa celebró su último gol Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
El 4 de octubre de 1913 se inauguraba el estadio de Atotxa en un partido frente al Athletic Club, 80 años después Oceano Andrade lograría el último gol realista en este estadio antes de su traslado a Anoeta en septiembre de 1993. Fue en la jornada 37 de una Liga en la que la Real acabaría en decimotercera posición. Para darle un toque más poético el rival fue aquel Tenerife que una semana después tendría en sus manos el destino del campeonato. Aquel 13 de junio el conjunto txuri urdin venció por 3-1 a los canarios, con tantos de Kodro y dos de Oceano, el segundo de ellos justo cumplida la hora de juego. Sería el último gol de la Real en Atotxa, como también sería el último partido de Górriz, que se despedía tras vestir la elástica blanquiazul en 599 ocasiones.Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
28/05/1995. La ‘manita’ al Athletic
La temporada 94/95 no será recordada en San Sebastián por ser una buena campaña en términos generales. La Real acabó la Liga en media tabla, lejos del descenso y de puestos europeos. Pero en la jornada 35 los txuri urdin le endosaron un 5-0 al Athletic Club en el derbi, una derrota que a la postre evitó que los vizcaínos entrasen en Copa de la UEFA. Aquel encuentro tuvo un nombre propio, el de Meho Kodro, que logró un hattrick. Hizo el primero rematando a puerta vacía, el tercero de cabeza y redondeó la manita superando a Valencia en el mano a mano. Por medio, De Pedro -que cuajó un gran partido- e Idiakez hicieron los otros dos tantos.
10/12/2003. De Paula y los octavos de Champions
Si hay una noche europea que se recuerda en Donosti es la del 12 de diciembre de 2003. Tras haber logrado el subcampeonato liguero la temporada anterior, la Real llegó a la última jornada de la fase de grupos de la Champions League en segunda posición, con dos puntos de ventaja sobre un Galatasaray que visitaba Anoeta. Hakan Sukur adelantó a los turcos al filo de la media hora de juego, y la Erreala se fue a los vestuarios con un resultado que le dejaba fuera de octavos. Al comienzo del segundo tiempo, De Paula igualó tras recoger en el segundo palo un centro que nadie atinó a despejar y batiendo de tiro cruzado a Mondragón. Con este resultado acabó el partido, dando a los donostiarras el pase a la siguiente ronda por detrás de la todopoderosa Juventus.

Aquel legado del Zamora

26 de abril de 1981. Los aficionados más jóvenes de la Real Sociedad no lo vivieron, pero reconocen esa fecha al instante, porque lo que pasó en el tiempo de descuento en El Molinón pasó a formar parte de la cultura txuri urdin. Los donostiarras se jugaban la Liga en la última jornada conscientes de que un empate en su desplazamiento a Gijón les bastaba para lograr el título independientemente de lo que hiciese el Madrid. Los blancos habían hecho su trabajo en Pucela, y pese a haberse adelantado a los 7 minutos de juego, la Real caía por 2-1 ante el Sporting con el tiempo reglamentario cumplido. Entonces el tiempo se paró y los caprichos del fútbol nos regalaron uno de esos momentos que se escriben a fuego en la historia de este deporte. Zamora recogió dentro del área un disparo de Górriz para batir a Castro y llevar el delirio de nada más y nada menos que 15.000 aficionados que se habían desplazado desde Gipuzkoa.
37 años han pasado desde entonces. 37 años en los que la Real ha tenido sus idas y venidas, probando el dulce sabor de la victoria copera, de la gloria de noches europeas, o la amargura del descenso. 37 años que nos han dejado otros tantos goles para la historia, de los cuales tratamos de recordar aquí los más importantes. Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
25/04/1982. La segunda Liga
364 días después del gol de Zamora la Real volvía a jugarse la Liga en la última jornada, esta vez con un escenario idílico: Atotxa y ante un Athletic Club que de ganar se podía meter en Copa de la UEFA si fallaba el Madrid. Por suerte para los corazones de los realistas no hubo que sufrir tanto, y a los 55 minutos el héroe de la primera Liga repetía proeza para hacer el 1-0. Poco tardó en llegar el segundo, en el 68′, obra de López Ufarte. La decisión de cuál de ellos merece mayor recuerdo se la dejamos al lector, nosotros nos quedamos con los dos.
28/12/1982. Uralde y la SupercopaCamisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
La Real Sociedad pasará a la historia, entre otras cosas, por ser el primer equipo en levantar la Supercopa de España. El partido de ida, disputado el 13 de octubre en el Santiago Bernabéu, se saldó con un 1-0 para el Madrid que parecía nefasto para los intereses donostiarras. Marcar y no recibir, ese era el objetivo para el partido de vuelta. Dicho y hecho. Los blancos, que jugaban con diez desde el minuto 22 -eran otros tiempos- lograron aguantar las acometidas hasta el 53′, cuando Uralde aprovechaba un barullo dentro del área para hacer el 1-0. Poco después el Madrid se quedaría con nueve hombres -sí, esto es posible-, y pese a ello aguantó hasta la prórroga. Pero al vendaval blanquiazul le bastó la primera parte para sentenciar. López Ufarte con un zurdazo a la escuadra, nuevamente Uralde y Salguero en propia puerta pusieron el 4-0 definitivo en una noche mágica.