En la España

Yo mismo he comentado algo similar en el anterior artículo hace un rato, sobre mis preferencias para esa posición en clave Selección: “Dudo mucho que un Parejo-Saúl, Parejo-Rodri, Ander-Rodri,Illarra-Rodri, Parejo-Javi Martínez, o como quieras combinar, lo hicieran peor que estos en un partido regular de cualquier pareja nombrada. ”
La selección española llegó a su nivel más alto, a mi parecer, en la Eurocopa de 2012. Su juego asociativo mantenía unos porcentajes de posesión tan tan tan altos que sus rivales apenas llegaban a portería y, a la vez, la selección aceptaba que tampoco tendrían muchas ocasiones de gol, pero cuando ésta llegase, debían acertar. Esta manera de jugar se podía practicar por el juego practicado en 2008 y 2010, y por la tradición, los entrenadores y el talento que habían tenido y tenían algunos de ellos. Xavi Hernández, Xabi Alonso, Sergio Busquets y Andrés Iniesta. Tres de ellos herederos de la tradición holandesa y en ese momento entrenados por Guardiola. Dos de ellos habían pasado, además, por las manos de Van Gaal y Rijkaard. Y Alonso, con un criterio, un talento y un cerebro espectaculares que le permitían estar al nivel de sus tres compañeros. Estos cuatro jugadores sabían perfectamente cuando apartarse del balón, cuando dejar que lo tocará otro en vez de ellos, cuando pedirla.
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
Esto hoy ya no existe. “El pase ordena y la conducción desordena”. Thiago e Isco desordenan. Iniesta y Busquets ordenan. Donde antes habían dos jugadores más (Xavi y Xabi) que eran cerebros andantes, que sabían, insisto, cuando apartarse y cuando acercarse, hoy estan Thiago e Isco, más pendientes de desordenar que de ordenar. Y España no está preparada para repetir el juego de 2012 con dos jugadores así que, al mismo tiempo, disfrutan de una técnica muy muy superior al del resto de jugadores del mundo. Y Lopetegui “paga” ese peaje.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Personalmente, me ilusioné mucho con los primero meses de Lopetegui, “hemos vuelto a entrenar lo táctico” dijo Busquets. Y se notaba, la selección recuperó el juego de posición, y en la mayoría de partidos clasificatorios mostró un gran nivel y nos ilusionó a muchos, pero el partido contra Alemania no me convenció. A la selección le falta control cuando quiere tenerlo y gol cuando lo necesita. Contra Italia Lopetegui gestionó muy bien cuando ser asociativo y cuando replegar y explotar espacios con Morata y Asensio. A mi parecer ahí está el filón para el Mundial, saber gestionar esas dos cosas, pero cuando toque hacer la primera, hacerla bien, y ahí es donde tiene que entrar Parejo. Porque no un 4-2-3-1 con Busquets-Parejo en medio (Busi es donde está rindiendo mejor esta temporada), Iniesta-Silva bandas e Isco de 10? Porque un 4-3-3 con todo mediapuntas exige un orden posicional que Isco y Thiago no quieren practicar. El 4-2-3-1 facilitaría más el orden en este sentido. Y luego que Lopetegui prepare de verdad un 4-4-2 para replegar con marcador a favor dando entrada (ahora sí) a Saúl, Koke, Asensio, Lucas y un 9 que rinda bien explotando espacio. Debe tener esos dos planes bien trabajados. Contra Alemania cuando les tocó replegar había mucho caos.